Frontera de Colombia con Tulcán hundida en el contrabando

El contrabando, ha sido la actividad más rentable que han escogido los habitantes de ambas zonas, desplazando la agricultura y ganadería, por la venta de productos como: cigarrillos, ropa, calzado, electrodomésticos y todo tipo de bienes que generen altos ingresos al ser llevados a Ecuador, por Tulcán.

Esta situación cada vez más va en aumento, tanto, que ha cambiado la realidad económica de esta zona limítrofe, cuyo paso principal de personas y mercancías es el Puente Internacional de Rumichaca.

Pero esta realiza data del 2017, año que marcó esta tendencia y las incautaciones, específicamente en la terminal que separa la provincia ecuatoriana de Carchi del departamento colombiano de Nariño.

Según información aportada por la Aduana ecuatoriana, se han incautado vienes por el valor de 8,81 millones de dólares, en comparación con 2016 que fueron 3,9 millones, siendo la mayoría decomisadas a personas que se dedicaban a actividades como la ganadería, agricultura o comercio: que una vez detenidos fueron juzgados y condenados a penas de entre 3 y 5 años de cárcel si la mercadería que portaban supera los 10 salarios básicos, es decir, más de 3.860 dólares.

Esta actividad ilegal que ha venido tomando camino, se debe a la maltrecha economía ha quedado tocada por la falta de producción local, mientras que las ventas de sus almacenes son insignificantes con relación al dinero que procede del contrabando.

Pero el alcalde de Tulcán, Julio Robles, advierte de que la falta de dinamización económica ha acabado “reprimiendo” la ciudad y que si los foráneos o autoridades observan pueden evidenciar almacenes inhóspitos, calles desiertas y una actividad comercial en decadencia.

Mientras comerciantes de la zona aseguran que las ventas han bajado y que sus principales consumidores son los que pasan a Ipiales (en Colombia) y hacen un receso en Tulcán.

Con el fin de frenar el contrabando, la Cámara de Comercio de Tulcán, ha buscado resolver esta situación y ha propuesto “líneas de crédito accesibles con tasas de interés preferenciales” para impulsar medios alternativos a las actividades ilegales e impulsar el emprendimiento.

Por su parte Ecuador, usa como mecanismo de seguridad una unidad de control fronterizo, formada por Policía, Ejército y el Cuerpo de Vigilancia aduanera, que han identificado seis puntos donde se realiza la actividad ilegal y que ahora está bajo un estricto control.

Además, en noviembre de 2017, las autoridades aumentaron la tasa de control por sus servicios con la idea de adquirir equipos como escáneres de rayos X para vehículos y que podrían entrar en funcionamiento en mayo de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí