Disturbios de Stonewall: Hace 50 años inició la marcha del orgullo gay

En el año 1969, los disturbios de Stonewall marcaron un antes y un después para la comunidad LGBTQI+, que exigió por primera vez al mundo su reconocimiento.

Cabe destacar que 50 años después el movimiento es mundial, pero la lucha no ha terminado. Este mes es emblemático para el orgullo gay.

Pues en este mes es cuando la comunidad LGBTQI+ sale a las calles de ciudades de todo el mundo para hacerse sentir, pero además para conseguir que los miembros de esta comunidad gocen de un trato igualitario en la sociedad.

El mundo celebra el aniversario 50º de los disturbios en el emblemático bar Stonewall Inn de Nueva York, donde las protestas abrieron la puerta a la reivindicación al movimiento LGBTQI+ y no solamente en Estados Unidos sino en todo el mundo.

En ese año, las relaciones entre parejas del mismo sexo eran ilegales y la Asociación Americana de Psiquiatría consideraba la homosexualidad como una enfermedad mental, pero la balanza para los gays, lesbianas, transexuales, bisexuales y otros miembros del grupo estaba a punto de inclinarse para el otro lado.

El bar Stonewall Inn de Nueva York, fue el punto de encuentro de la comunidad el 28 de junio de aquel año, cuando estallaron disturbios entre homosexuales y la Policía, luego después de que se originara una redada policial a los miembros de ese colectivo en el establecimiento.

“Ese pequeño de 18 años que era, nunca pensé que estaría aquí 50 años más tarde hablando sobre lo que pasó. (…) No sabíamos que estábamos haciendo historia. Simplemente sabíamos que algo había cambiado”, recuerda Mark Segal, veterano de Stonewall.

Para la comunidad LGTB, Gobierno de Trump es una amenaza

Desde el año 2016, el Stonewall Inn es considerado un monumento nacional, gracias al expresidente Barack Obama que le concedió este estatus. Sin embargo, con la llegada de Donald Trump al poder, los activistas denuncian que el reconocimiento de los derechos LGBTQI+ ha sufrido un retroceso.

“Donald Trump y su Gobierno son una amenaza para los derechos de la comunidad LGBT, una amenaza para toda la gente que sea diferente y esa amenaza no debe tomarse a la ligera”, dijo Ken Lustbader, cofundador del proyecto sitios históricos LGTB de la ciudad de Nueva York.

Con Reuters y EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí