Un nuevo cartel de falsas víctimas enloda al colectivo José Alvear Restrepo

Se repite la historia de Mapiripán.

[email protected]

Como si se tratara de una historia contada nuevamente, otro cartel de falsas víctimas está aflorando en el país con el fin de defraudar las finanzas del Estado y socavar la imagen de algunos miembros de las fuerzas militares en Colombia.

Este caso está relacionado con la muerte de tres personas en la comunidad Ware Warén, miembros de la etnia Wayuu en la Alta y Media Guajira, las cuales fueron pasadas como víctimas de una masacre perpetrada por miembros del Ejército Nacional.

Por este hecho estuvieron privados de la libertad durante ocho años, el teniente Juan Carlos Galvis y los soldados Pedro Benavides y Nelson Correa; quienes al final quedaron libres por falta de pruebas.

Este medio tuvo acceso a los expedientes del proceso judicial, en los cuales se puede apreciar que hubo manipulación de testimonios, mala recopilación de pruebas y una presunta alianza entre miembros de la Fiscalía con bandas criminales en el norte del país.

La muerte de los miembros de la etnia indígena se dio durante un allanamiento para capturar a miembros de un presunto grupo de asaltantes, el cual terminó en un intercambio de disparos en esta población cercana a Maicao.

Luego del hecho, los investigadores del caso afectaron la escena del tiroteo, no se respetó la cadena de custodia y al final se evidenció un presunto amaño de los testimonios de las “falsas víctimas del hecho”.

Lo curioso de este caso es que aparece la representación del colectivo de abogados José Alvear Restrepo; el mismo que estuvo tras las falsas víctimas de la masacre de Mapiripán (Meta).

Generalmente las ONG reciben en promedio 475 mil dólares por cada víctima que apoyan, esto sin contar los dineros que se pueden alcanzar cuando se llega una indemnización por parte del Estado.

Sólo por este último rubro, el colectivo José Alvear Restrepo gestionó más de 210 mil millones de pesos en el caso de Mapiripán, de los cuales logra una importante “tajada” por gastos de representación.

Ahora, si bien se conoció que este grupo de juristas salió en defensa de las víctimas de lo ocurrido en La Guajira, nunca se pronunciaron cuando se demostró que muchas de ellas mintieron, ni mucho menos ofrecieron excusas por los perjuicios al teniente Galvis.

El punto más claro es el de María Inés Puchaine, quien dijo haber recibido un impacto de bala por parte de los militares y como prueba presenta un vestido con dos orificios que no se realizaron con armas de fuego.

Son diversas las pruebas testimoniales, periciales y de fuentes humanas, las que demuestran que el caso de la comunidad Ware Waren fue manipulado. No obstante, en esto jamás se profundizó, pese a los diversos llamados que se hizo a la justicia.

En el caso Mapiripán, el colectivo de abogados tuvo que devolver más de 700 millones de pesos por falsas víctimas, pero quién le devuelve la vida perdida tras las rejas a los militares que se vieron afectados.

La Corte Suprema de Justicia ha requerido en varias ocasiones al colectivo José Alvear Restrepo para que entregue reportes sobre otros “falsos testigos” que pudo haber representado.

Diversos expertos en el tema entrevistados por este medio coinciden en que se debe profundizar en este tema, puesto que es más que evidente la existencia de un “cartel” organizado que busca convencer a personas afectadas por la guerra, para que testifiquen en contra del Estado.

2 COMENTARIOS

  1. Que lastima que exista gente organizada utilizando el derecho para desprestigiar a los hombres que dedican su vida a servir a una sociedad y sin temor ni favores en contra de estos hombres de la patria que exista la verdadera Balanza de la Justicia

  2. Es una falta de respeto con los Colombianos,el que los maricones y lesbianas,esten contaminando el ambiente y espacio publico colocando su trapo que tienen por distintivo,les han dejado cojer mucha fuerza.apoyo lo actuado por el ciudadano en Medellin.que se queden en el closet y dejen de ser un pesimo ejemplo para la juventud que se esta formando,zapatero a sus zapatos y maricones y lesbianas a su closet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí