100 pacientes probarán en España una prometedora terapia contra el coronavirus

Usar la sangre de personas que han superado Covid-19 para ayudar a quienes combaten la infección. Esa es la hipótesis que pretende demostrar un ensayo clínico que se está poniendo en marcha en España, tal y como confirmó ayer el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, uno de los organismos que, junto a varios hospitales públicos, participará en la investigación cuando esta tenga «todas las autorizaciones pertinentes del Ministerio de Sanidad».

El objetivo es evaluar si el plasma de los supervivientes de la infección puede ser un arma efectiva contra el virus, una estrategia que ya se usó durante la pandemia de gripe de 1918 y también se ha testado en crisis como la del ébola o el H1N1.

El plasma de pacientes curados podría resultar útil contra Covid-19, porque es ahí donde se encuentran los anticuerpos -es decir, las defensas- que los afectados desarrollan para combatir la enfermedad. Esas células ya han aprendido a luchar contra el SARS-CoV-2, por lo que pueden ayudar a quienes tienen más problemas para hacerle frente.

Según los expertos, con este tipo de terapia resulta especialmente importante el tiempo en el que se aplique. Es necesario, por un lado, controlar el momento en que se extrae el plasma, para elegir el aquel en que la cantidad de anticuerpos presentes en sangre sea alta. Asimismo, también importa emplear esta ayuda externa en un momento en el que la enfermedad aún no haya avanzado demasiado. Por eso, creen que su uso debe ser antes de entrar en la UCI o en las 48 horas posteriores. Lo que evitaría el ingreso en las mismas y enfermos graves por Covid-19.

La terapia ya se ha utilizado en otras ocasiones, frente a diferentes patógenos. Por ejemplo, fue uno de los tratamientos que recibió Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que contrajo el ébola en España, quien recibió el plasma de una religiosa, Paciencia Melgar, que había conseguido superar la enfermedad.

También se ha utilizado «con moderado éxito» contra epidemias como la del SARS, explica José Bruno Montoro, Coordinador del Grupo de Trabajo de Hemoderivados de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), quien añade que «aunque la experiencia disponible para la pandemia actual es escasa, hay esperanza en que una selección de donantes con títulos de anticuerpos específicos elevada pueda ser una herramienta útil en las circunstancias actuales».

El especialista confirma la preparación en España de un ensayo que «evaluará la eficacia de la administración de plasma de donantes curados añadida a la terapia estándar y comparada con la misma terapia estándar en solitario».

El pasado martes, la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA por sus siglas en inglés) anunció la autorización de esta terapia experimental en pacientes graves, pese a que la misma agencia subrayaba en un comunicado que el tratamiento «no ha mostrado ser efectivo en todas las enfermedades estudiadas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí