Edy Fonseca estuvo a punto de morir, se alimentaba con 15 mil pesos diarios y durmió en un sofá durante un mes, el calvario que vivió una celadora de un edificio al norte de Bogotá

Edy Fonseca, una mujer que trabajaba como celadora en un edificio residencial del barrio Rosales, en el norte de Bogotá, fue obligada a estar allí sin salir por un mes, porque, según sus jefes, así lo había ordenado el Gobierno Nacional. Los hechos, conocidos este miércoles, dejaron a la mujer con graves problemas de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí