“We we’ll meet again” El mensaje que nos deja la Reina Isabel II

La reina Isabel II ha dado en las últimas semanas emocionantes tutoriales de liderazgo, pero también de oratoria. Y es que de todas las frases de esperanza y consuelo que pudo haber adoptado para adornar su discurso a la nación del pasado 5 de abril, la monarca eligió esta: nos volveremos a encontrar.

Ha sido una temporada desafiante para la Casa de Windsor, especialmente después de la partida del príncipe Harry con su esposa, Meghan Markle, y las noticias de los lazos del príncipe Andrew con el difunto delincuente sexual Jeffrey Epstein. Sin embargo, en poco más de cuatro minutos, la reina logró mostrar sus dores de liderazgo con neutralidad y capacidad para unificar al país en medio de la crisis, separando políticas, ideologías y sin buscar ningún interés más allá que el de un mensaje de esperanza. “Si bien es posible que tengamos más por soportar, volverán mejores días”, concluyó.

“Es difícil imaginar que la popularidad de la Reina aumente más que la aprobación del 90% que recibió durante su Jubileo de Diamante. Pero después de su discurso del domingo, es posible. Por el contrario, no es difícil imaginar que la aprobación de Trump disminuya. De hecho, ya lo ha hecho. El discurso tranquilizador del monarca británico es el verdadero antídoto contra el coronavirus”, comentó Colleen O’Connor, columnista del Times of San Diego.

“Nos volveremos a encontrar”

Desde luego que “nos volveremos a encontrar” es una frase bella por naturaleza. Para millones de personas en el mundo que esperan ansiosas el fin del confinamiento para volver a compartir con sus seres queridos, para sentir de nuevo el calor de un abrazo, este es un mensaje lleno de esperanza trasmitido por una de las personas más importantes del planeta. Pero lo que hace realmente fenomenal esta frase es que se trata del título de una canción. Y no cualquier canción, sino una que hace tres cuartos de siglo le llevó el mismo mensaje de esperanza a millones de soldados en el campo de batalla en la Segunda Guerra Mundial, a sus esposas y también a sus hijos: “We’ll meet again” (Nos volveremos a encontrar).

Este viernes, Reino Unido conmemorará el aniversario 75 de la capitulación nazi, fecha también conocida como el Día de la Victoria en Europa, pues dio paso al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Como parte de la ceremonia de hoy, la reina Isabel II dará su segundo discurso en menos de un mes a las 21:00 (hora Londres), para recordar este episodio. Y al terminar, la monarca convocará a toda la nación a cantar “We we’ll meet again”. Toda esta semana se han visto cantos de ensayo en el país, principalmente en los hospitales, donde los médicos son los primeros en trabajar por transmitir esperanza.

Esta es una de las canciones británicas más populares que dejó la guerra y adquiere especial significado en este momento, mientras los ingleses, como todo el mundo, se encuentran distanciados en cuarentena para enfrentar la pandemia de coronavirus.  Fue compuesta en 1939 -año en el que empezó la Segunda Guerra Mundial- por los ingleses Ross Parker y Hughie Charles. Muchas personas hicieron una versión de la canción, pero sin duda la más famosa fue la que hizo la cantante británica Vera Lynn, bautizada como “la novia de las fuerzas” tras dar varios conciertos a las tropas de su país mientras se encontraban en Egipto e India.

La letra de la canción, que habla sobre los reencuentros, pero no necesariamente de parejas, resonó en todos los campos de los Aliados hasta convertirse en un éxito durante la guerra. Junto a esta, hay una extensa lista de pistas y anécdotas que rodean la música de la Segunda Guerra Mundial, y que, en medio de la situación actual por la que pasa el mundo con la pandemia, se han hecho de nuevo populares y, quizás, necesarias. Porque, aunque sea contraproducente referirse a la enfermedad con un lenguaje bélico es inevitable hacerlo. Más aún cuando las noticias económicas cada vez usan con más frecuencia indicadores como “por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial” o “crisis no vista desde la guerra”.

La referencia de la reina a la canción de Vera Lynn, aplaudida por millones dentro de sus fronteras incluyendo a la misma cantante, es un recordatorio de que la situación actual que atraviesa el planeta no solo se conecta con la muerte y la recesión del pasado, sino también con el arte. En varios estados de Estados Unidos, por ejemplo, se han reactivado las salas de auto cine, famosas durante y después del periodo de guerra. Es, por ahora, la única forma en la que los teatros pueden ofrecer comodidad y seguridad a sus clientes. Y en la música, quizás, muchos puedan encontrar refugio en medio de la desesperanza que azota al planeta. Así como lo hicieron los soldados en la guerra.

Mirando el retrovisor, hay una larga lista de canciones que hicieron posible olvidarse por unos minutos de los sombríos sonidos y problemas de la época. El jazz marcó toda la guerra, al igual que el swing y los ritmos de las “Big bands” surgidas en la década de 1920. Estas bandas, casi que orquestas, jugaron al final un papel fundamental en la guerra. Por ejemplo, Glenn Miller, uno de los músicos más famosos de la época, terminó ingresando al Ejército de Estados Unidos donde se le permitió formar una banda para animar a las tropas. Uno de los éxitos que nos dejó, antes de que desapareciera en un vuelo que pasaba por el Canal de la Mancha, fue In the Mood.

Las Hermanas Andres también fueron muy famosas y, al igual que Lynn en Reino Unido, se consolidaron como una leyenda entre las tropas estadounidenses por su servicio. En 1938, ´I’ll Be Seeing You’ , se convirtió en una de las canciones más populares de la época con sus sonidos relajantes y sus palabras nostálgicas en medio de una era de incertidumbre.

Hubo otro éxito además de “We’ll meet again” que no necesita presentación: Somwehere Over the Rainbow, composición original para la película El mago de Oz de 1939, fue regrabada especialmente para las tropas en 1943 por Judy Garland. Su promesa de mejores días por venir la hizo merecedora del título de “la canción del Siglo XX” por varias publicaciones especializadas en música. En 1945, con la guerra a punto de terminar, “It’s been a long, long time”, reflejó algunos de los sentimientos de alivio por regresar a casa y por el hecho de que no hubiera más muerte, convirtiéndola en un éxito a finales de noviembre de se año.

La BBC rendirá un homenaje hoy para honrar a los héroes caídos en la guerra y a toda la generación de la Segunda Guerra Mundial. Pero también será una forma de promover la esperanza a quienes presentan dolor en medio de la actual pandemia. Cuando termine el discurso de la reina, y todo Reino Unido se una a su canto, Katherine Jenkins, el actor Adrian Lester y la cantante Beverley Knight, que interpretará algunas de las canciones más conocidas de la era de la Segunda Guerra Mundial. Nosotros hemos decidido hacer nuestra propia selección de la música de la era con piezas que marcaron los campos de batalla, y que quizás puedan transmitirle ilusión de tiempos mejores o alivio en su corazón en estos momentos. Estas son palabras de esperanza en tiempos de guerra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí