¿Qué significa Seguridad Nacional y Defensa Nacional en Colombia?

Sobre Seguridad Nacional y Defensa Nacional
En Colombia son comunes los términos de Seguridad Democrática, Seguridad Para Todos y otros que no han sido del todo efectivos para mantener una “situación en la cual los intereses de la Nación se hallan a cubierto de interferencias y perturbaciones substanciales”, como define la Seguridad Nacional el general Manuel José Bonnet Locarno.

Se han probado mil estrategias con respecto a la defensa, pero nada sobre seguridad. Y aunque tienen relación, defensa nacional no es lo mismo que seguridad nacional y que aunque a veces trabajen en conjunto no significa que logren los mismos resultados. En Rusia por ejemplo, se les enseña a los niños desde los 8 o 9 años qué es seguridad nacional y qué es defensa nacional, mientras que a nosotros los colombianos nos dan una pedagogía completamente equivocada sobre el asunto. Además, ni siquiera son temas que se toquen en el colegio o la universidad, eso hay que aprenderlo por cuenta propia o buscar a alguien experto que le enseñe.

Nos hemos acostumbrado a que la seguridad es combatir las Farc y los paramilitares, y hasta ahí. Pero la seguridad no es sólo la paz, no es únicamente la inteligencia militar, no es el caso del ‘hacker’ y el barro en las manos de Óscar Iván Zuluaga, no es la fuga de Sandra Morelli, ni los pasos en falso del proceso de paz. Es todo eso y mucho más.

Seguridad Nacional es prevención, identificación y reacción ante amenazas. Y las amenazas tienen que ver con crimen organizado, tráficos, epidemias, desastres naturales, cambios climáticos, delitos informáticos, terrorismo, las crisis económicas, etc. Todo lo que represente un potencial riesgo para una situación de control por parte del Estado.

Por eso digo que seguridad nacional no hemos tenido nunca, lo que hemos tenido es una serie de decisiones improvisadas y mandatos que dependen del ánimo del ejecutivo.

Este país es una ironía andante, cuando se trata de declarar a la panela como alimento nacional o para prohibir la importación de chinos para que trabajen en territorio colombiano, tenemos la iniciativa de redactar leyes, pero si es para algo serio, entonces mejor no. Nunca se ha hecho una política pública para reglamentar este importante rubro y por eso tenemos unas Fuerzas Militares, Policía e instituciones con diferentes tareas cada tres o seis meses.
Casos como la llegada del Fenómeno del Niño, la pandemia del coronavirus y lo que fue la veloz propagación del chikungunña son temas de seguridad nacional.
En ninguno de los tres casos hubo una prevención adecuada que permitiera a la población blindarse contra estas amenazas antes de que se llevara las vidas de miles de personas. Si bien es cierto que en nuestro país no se han detectado los casos de coronavirus que azotan otros países como España y se han tomado medidas en los aeropuertos para evitar el contagio, con ‘El Niño’ vimos al ejecutivo enviando carrotanques de agua a regiones donde se debieron ejecutar otra clase de soluciones previas. Y con el chikungunña…bueno, fueron más de 1.000 personas afectadas y el Ministro de Salud lo único que dijo es que posiblemente otras 600.000 adquirirán este virus.

Es que la seguridad es más que agarrarse a plomo en las veredas araucanas o defender la democracia en territorios donde ni siquiera hay presencia del Estado, se trata de asuntos ambientales, sanitarios y alimentarios también. Se trata de cosas que hay que estudiar y vigilar permanentemente para no vivir crisis como las que vivimos hoy en día.
Cosas con las que ningún gobierno ha tenido éxito en este país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí