10 años de cárcel para quienes pintaron la estatua de George Washington durante protestas en Estados Unidos

Donald Trump exigió que se entreguen los autores de un acto de vandalismo contra una estatua de George Washington, primer presidente estadounidense, cuya imagen fue atacada con pintura roja en la madrugada del martes.

“Estamos rastreando a dos anarquistas que arrojaron pintura en la magnífica Estatua de George Washington en Manhattan. Los tenemos grabados”, aseguró el mandatario.

Según reportó el New York Post, en base a fuentes policiales, los dos sospechosos son una mujer vestida toda de blanco y un joven vestido de negro, que arrojaron globos llenos de pintura y huyeron en bicicleta, cerca de las 3.20 de la madrugada. En el lugar quedó abandonado un contenedor con el que habrían cargado sus utensilios, todavía con unas manchas rojas.

Serán acusados y enfrentan 10 años de prisión, en base al Acta de Monumentos y Estatuas. ¡Entréguense ahora!”, ordenó Trump, sin más detalles sobre la identidad de los autores del hecho.

El arco de mármol en Manhattan, que fue limpiado en las primeras horas del martes, muestra a Washington en dos facetas: una de civil, como el primer presidente de la nación, y otra como general en la guerra de la revolución. Aunque es considerado uno de los padres fundadores, su imagen está en controversia porque tuvo esclavos y fue responsable de la muerte de nativos americanos.

Desde la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asesinado por un policía blanco el 25 de mayo, los estadounidenses están en medio de un debate crítico sobre su historia. Al margen de las protestas, varias estatuas incluyendo generales confederados, que defendieron la esclavitud en la Guerra Civil, han sido atacadas.

Donald Trump, a unos cinco meses de buscar la reelección en las elecciones nacionales de noviembre, denunció las acciones de “vándalos, anarquista o agitadores” y firmó una una orden presidencial el viernes para “proteger” los monumentos. En los últimos días, divulgó en su cuenta de Twitter numerosas imágenes de manifestantes que intentaban derribar o dañar las estatuas con el objetivo de facilitar su identificación y detención.

Luego de que la medida entre en vigor, cuatro hombres fueron acusados con cargos criminales por intentar derribar una estatua del ex presidente Andrew Jackson, ubicada frente a la Casa Blanca. Los implicados, de entre 20 y 47 años, enfrentan cargos por “destrucción de propiedad federal”, por la que podrían ser penados con entre uno y diez años de prisión.

Uno de los acusados fue arrestado el viernes y llevado ante el juez este sábado, mientras que los otros tres aún no han sido detenidos, dijo la oficina del fiscal de la capital en un comunicado. “Estos cargos deben servir de advertencia a todos los que profanan las estatuas y monumentos de la capital: no se tolerará su comportamiento violento y delictivo”, señaló el Fiscal General, Michael Sherwin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí