¡Exigen pagos y elementos de bioseguridad para laborar! Esa fue la razón por la que marcharon más de 150 trabajadores de la salud en Valledupar

Por tercera vez en dos semanas, trabajadores del Hospital Rosario Pumarejo de López en Valledupar, marcharon hasta la Gobernación del Cesar para exigir respuesta a las deudas salariales pendientes, además de pedir garantías de bioseguridad para atender a los pacientes durante esta pandemia por el Covid-19 y el reintegro de más de 50 trabajadores que fueron despedidos.

Más de 150 trabajadores marcharon desde la sede del hospital, pasaron por la Secretaría de Salud Departamental y llegaron hasta la Gobernación del Cesar, donde pernoctaron manifestando que seguirán en el lugar hasta que el Gobierno departamental ofrezca alternativas a este problema que se viene arrastrando desde hace mucho tiempo.

Julio Julio Peralta, médico de la institución, informó que el talento humano asistencial del HRPL, contratado a través de las diversas asociaciones sindicales, viene adelantando manifestaciones desde el pasado viernes 3 de julio de la presente anualidad encaminadas a lograr el restablecimiento de los derechos salariales y la reivindicación perdida de la condición fundamental en el eje de desarrollo del municipio, departamento y la nación misma.

Estas condiciones vienen siendo desconocidas por los actores del sistema de salud y en particular por la administración departamental y del propio hospital. “En virtud de estos acontecimientos, se realizó la marcha pacífica que inició desde la entrada de la consulta externa del hospital, pasó por la  glorieta de María Mulata, luego la glorieta de Los Gallos para llegar a la Secretaría de Salud Departamental, donde se apostaron por unos 15 minutos, para seguir el recorrido hasta la Gobernación del Cesar, lugar donde se mantendrán hasta que reciban una respuesta.

Recordó que entre las exigencias están: el pago de hasta 11 meses de salarios, hacer las gestiones necesarias encaminadas a devolver los pacientes del régimen subsidiado, que le permitan al hospital ser autosostenible en el tiempo, crear la planta temporal de personal para acabar de una vez por todas con la intermediación laboral y la entrega oportuna e inmediata de los elementos de protección personal, de acuerdo a los requerimientos que demanda la situación actual generada por la pandemia Covid-19.

Karen Oñate, trabajadora del Hospital Rosario Pumarejo de López, indicó que no decaerán en su lucha, en esta oportunidad están dispuestos a tomar todas las acciones necesarias hasta lograr una respuesta.

Indicó que además de las exigencias en los beneficios salariales, también están apoyando al grupo de trabajadores que fueron despedidos injustificadamente en tiempos de pandemia alegando que la asistencia bajó y no es necesario tanto personal.

Otra de las causas de la manifestación, es el maltrato de parte de la gerente hacia el personal, tomando en cuenta que muchos trabajadores, a pesar de no estar recibiendo sueldo, siguen dando lo mejor en el área de urgencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí