La defensa de Andrés Felipe Arías aspira con la impugnación que la Corte Suprema de Justicia decida revisar en segunda instancia el fallo contra del exministro, condenado por ese alto tribunal a 17 años de cárcel a propósotio de serias irregularidades encontradas en el programa Agro Ingreso Seguro.

El exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, recluido desde hace un año en la Escuela de Caballería, en el norte de Bogotá, el pasado 15 de julio le envió a la Corte Suprema de Justicia una comunicación que indicaba que reitera la impugnación contra su sentencia a 17 años de prisión, la cual está radicada desde diciembre de 2018. La Corte Suprema de Justicia condenó en el 2014 a Arias por delitos contra la administración pública. Hoy, luego de haber ganado la pelea jurídica para lograr que exista una segunda instancia que revise su proceso, Arias le confirmó a a este tribunal que insistirá en la impugnación que presentó hace año y medio.

Un mes después de que su abogado Víctor Mosquera anunciara que el Comité de Derechos Humanos de la ONU había reconocido que Ariastenía derecho a una segunda instancia radicó esta petición en la Secretaría de la Sala Penal de la Corte el 10 de diciembre de 2018. Desde hace varios años ha exgido este derecho que según el Comité de la ONU “El Estado parte no ha señalado la existencia de un recurso disponible para que el autor pueda solicitar que el fallo condenatorio y condena fueran revisados por otro tribunal. Por consiguiente, el Comité concluye que el Estado parte violó los derechos que asisten al autor”.

Esta entidad internacional concluyó además que Arias no entregó las evidencias suficientes para demostrar que era perseguido político, que la Corte Suprema tenía motivaciones políticas en su contra, que fue juzgado dos veces por los mismos hechos, que se violó su derecho al debido proceso o que no tuvo acceso a un juicio justo. La defensa intentó también llevar la discusión de fondo de este proceso, al alegato según el cual Arias fue condenado “por actos u omisiones que no eran delitos”, requerimiento que no fue aceptado por el Comité. Sin embargo, el reconocimiento de su derecho a la segunda instancia por parte de la ONU puso a Arias en posibilidades de volver a dar la batalla.

En enero de 2018, la Cámara y el Senado aprobaron que los aforados tuvieran acceso a la doble instancia y a impugnar la primera sentencia condenatoria. Con ese argumento, Arias le dijo a la Corte Suprema que impugnaba su fallo, proferido cuatro años atrás. Arias y su familia viajaron a Estados Unidos para intentar un asilo político tras denunciar que la Corte lo había culpado de los delitos de peculado por apropiación y de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, en la ejecución del programa Agro Ingreso Seguro.

Arias permaneció en Estados Unidos hasta el año pasado durante cinco años y dos de ellos detenido en Miami, ya que la Corte había activado la orden de captura en su contra y había solicitado su extradición. El exministro presentó recursos al sistema judicial estadounidense para tratar de demostrar que era un perseguido político, pero no logró el asilo. El alegato de su defensa incluyó que no existía tratado de extradición entre Colombia y EE.UU pero no fue atendido.En julio de 2019,en medio del sigilo y la restricción a imágenes, Arias fue extraditado a Colombia y trasladado al Cantón Norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí