Nueva candidatura a presidencia de Dimayor, Jaramillo no está solo

El reemplazo del presidente de la Dimayor está caliente. Han sonado muchos nombres en la baraja de candidatos, lo último que se supo es que tanto César Pastrana como César Camargo se bajaron de la lista y dejaron como único candidato a Fernando Jaramillo, principal nombre que es apoyado por Millonarios y otros equipos del FPC.

A ese nombre se le sumó este miércoles el de Gabriel Sánchez, quien hasta el 2017 fue el presidente de la Federación Colombiana de Tenis.

Sobre su paso por la Federación de Tenis, sostuvo que “fue una excelente oportunidad de llevar una labor de dirigente deportivo, desde 0 hasta el final, con pasos por el Comité Olímpico Colombiano, en Juegos Olímpicos de estar con los jugadores en la Villa Olímpica de Río de Janeiro y con Mariana Duque lesionada en la Villa Olímpica de Londres en silla de ruedas. A mí me gusta ser tropero en el deporte, trabajar muy cerca con los presidentes de las federaciones colombianas, y especialmente con los jugadores”.

Además, fue asesor de la Superintendente y miembro del Comité de Seguimiento del Mercado de Energía Mayorista, fue director general de Planeación del Ministerio de Minas y Energía, presidente de Enron Colombia y vicepresidente, a nivel mundial, de Enron Corporation, además de funcionario del Departamento de Energía para América Latina y el Caribe de World Bank Group.

También explicó lo que ha hecho como ejecutivo: “Como empresario he sido funcionario del Banco Mundial en Washington, gerente general de la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, secretario general de la Organización Latinoamericana de Energía, encontré a esa entidad en una situación institucional muy mala y financiera peor. En los dos últimos casos, al igual que a la Federación Colombiana de Tenis logré sacarlas de esas pésimas situaciones a una muy buena situación”.

Para quienes reclaman que el nuevo presidente de la Dimayor evidentemente tenga que ver con el fútbol, Sánchez afirmó que “soy amante del deporte, amante del fútbol, estuve en los Mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018, con gastos pagados por mí, arrimados con los amigos del fútbol colombiano que amablemente me permitieron estar con ellos, a pesar de que yo no era del grupo, creo que es el único dirigente deportivo que estuvo directamente con ellos en esos Mundiales, o sea que el amor mío por el fútbol no es bla, bla, bla”.

Sobre lo que puede aplicar en el fútbol, dice que “jugué fútbol en las ligas menores a la edad de 12 años en Santa Fe, he seguido el fútbol, voy al estadio, he seguido el balompié nacional toda mi vida, lo conozco bastante bien, me acuerdo, por ejemplo, cuando el América perdió en el último minuto la Copa Libertadores con Peñarol, eso les da una vida desde cuándo tengo rollo con esto y conozco bastantes dirigentes”.

Señaló que se enfocaría en buscar la unión, una palabra clave en medio tantas diferencias surgidas recientemente: “Mi sueño es lograr la unión de los 36 equipos, orientarlos a todos y a las familias del fútbol colombiano para que la gente vaya al estadio con los niños, que se vuelva un tema realmente familiar, y aspecto financiero, que es fundamental, porque el fútbol colombiano está pasando por una crisis violenta por la ‘para’ del fútbol tantos meses. Tenemos que ser creativos para lograr financiar a los 36 equipos y sacar adelante el balompié colombiano. Uno puede hablar de mil cosas, pero la prioridad es recuperar los ingresos y fortalecer financieramente a todos los equipos, hay que tener una excelente relación con el Gobierno y con los patrocinadores, en eso tengo una experiencia muy buena, por ejemplo, gracias a Colsánitas el tenis colombiano es lo que es hoy”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí