¡A la cárcel por corruptos! Juez, fiscal y abogado habrían exigido millonarias sumas de dinero a cambio de ‘manejar’ procesos

En la audiencia de control de garantías en contra del fiscal Sexto de Bosconia, Yesid Pallares, el juez primero penal municipal promiscuo de este municipio, Roberto Carlos Argote Orozco y el abogado de la Defensoría del Pueblo, Carlos Ropero, capturados por el CTI de la Fiscalía por presuntos hechos de corrupción se conocieron detalles de cómo estas tres personas habrían creado una ‘organización criminal’ para exigir altas sumas de dinero a personas procesadas por algún tipo de delito.

La diligencia judicial se realizó de manera virtual ante el Juzgado Sexto Penal Municipal de Bogotá, en la que la Fiscalía Segunda Delegada, manifestó cinco procesos en concreto en los que los antes mencionados habrían incurrido en los delitos de concierto para delinquir, concusión, cohecho por dar u ofrecer, fraude procesal, prevaricato por acción, asesoramiento y otras actuaciones ilegales.

El fiscal detalló que dentro de la investigación pudieron evidenciar que para el mes de septiembre del 2017, exigieron $15 millones al familiar de un hombre que había sido capturado en zona rural de Bosconia por miembros del Ejército, a cambio de que el proceso fuera más ‘sencillo’ y posteriormente quedara en libertad.

“El 20 de septiembre del año 2017 a las 11:55 horas de la mañana en zona rural del departamento de Cesar miembros el Ejército capturaron a dos ciudadanos identificado como consecuencia de esa captura un hermano de los detenidos entró en contacto con diferentes funcionarios del CTI de la Fiscalía de la zona con el propósito de indagar sobre la captura de su hermano y su suerte”, dijo el fiscal.

Añadió que en el desarrollo de las conversaciones con los funcionarios del CTI estos le indicaron que no se preocupara porque la situación jurídica de su hermano se podía arreglar y que para esto debía contratar al abogado Carlos Ropero y que este le daría las instrucciones a seguir para darle ‘manejo al proceso’.

“Al día siguiente 21 de septiembre se reunió con funcionarios del CTI con y el abogado le hicieron saber que todo estaba arreglado que su hermano no quedaría privado de la libertad y que estaba cuadrando con Ropero y otra funcionaria los términos del informe que permitiera que saliera en libertad. Pero Ropero Galván le dijo que eso no era gratis, que tenía un costo y que parte de ese dinero tenía como destino concreto al fiscal Yesid Pallares y al juez del caso y una parte claramente para él como abogado. Además para presionar el pago el señor Ropero le expuso un audio donde el fiscal Pallares manifestó que si no había plata las audiencias de control de legalidad no sería con el juez de Bosconia que no era otro que el ahora imputado Roberto Carlos Argote Orozco, sino que con el de El Copey”, detalló el representante del ente acusador.

Asimismo el fiscal reveló que el familiar del capturado hizo la entrega de $15 millones en efectivo además de una camioneta y fue como los imputados procedieron a gestionar todos los trámites pertinentes para que la audiencia de control de garantías contra el capturado se realizara ante el Juzgado Promiscuo de Bosconia y a petición del fiscal Yesid Pallares y la defensa era Carlos Luis Ropero, quien alegó que no había claridad en la legalidad de la captura. Finalmente, el capturado fue dejado en libertad como consecuencia de la decisión del juez.

Para esto el fiscal Segundo Delegado manifestó contar con los suficientes elementos materiales probatorios en contra de los tres procesados, como interceptaciones de llamadas, audios y vídeos de cómo el fiscal, el juez y el abogado capturados orquestaban cada caso en el que iban a solicitar dinero a personas que habían tenido algún problema con la justicia.

Al final de la vista pública el fiscal solicitó al juez la medida de aseguramiento en centro carcelario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí