La conmovedora historia de un habitante de calle que ayudó a dos niños perdidos en Ibagué

Un hombre que caminaba durante la madrugada por un barrio del sur de la ciudad encontró llorando a los dos menores de cuatro y dos años.

Sobre las 2:00 de la mañana dos hermanos de dos y cuatro años caminaban sin rumbo por el barrio Uribe Uribe de Ibagué.  John Pérez, un habitante de calle, sorprendido de que los menores estuvieran solos en un sector tan peligroso decidió buscar apoyo de la Policía Metropolitana.

“Salió una niña con su hermanito llorando de su casa. porque estaban solos. La mamá los había dejado por irse a tomar, salieron mojados y descalzos (…) Yo pensé que esos menores pudieran ser mis hermanitos, corrían mucho peligro entonces los llevé al CAI”, relató John Pérez.

Las autoridades agradecieron el gesto al habitante de calle: “en nombre de la Policía les damos las gracias por haber salvaguardado la integridad de estos menores”.

Los patrulleros de inmediato protegieron a los niños. Recorrieron el barrio y hallaron una puerta abierta.

“Al requerir a alguna persona no se encontraba nadie. El cuadrante 19, teniendo en cuenta que son menores de edad, llama a la Policía de Infancia y Adolescencia quienes atienden el caso”, indicó la teniente Alejandra Toro, jefe del Grupo de Protección de la Policía de Ibagué.

Uniformados del grupo de Protección a la infancia y Adolescencia de la Policía Metropolitana de Ibagué trasladaron los niños hasta la comisaría de familia permanente de turno para garantizar los derechos de los infantes, mientras las autoridades ubican a los padres de los menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí