Casi 2.000 extradiciones ha tenido Colombia en los últimos diez años

Corría el año de 1888 cuando Colombia suscribió su primer tratado de extradición. El trámite tardó casi un siglo en ser perfeccionado y, en 1985, mientras el narcotráfico hacía vivir una de las épocas más oscuras, fueron extraditados los primeros cinco colombianos hacia Estados Unidos. Aunque ese mecanismo se cayó años después, las extradiciones hacia Norteamérica se siguen haciendo según los mecanismos de colaboración del Código Penal.

Así, ese país se convirtió en el principal destinatario de los ciudadanos requeridos, tanto así que 102 de las 135 extradiciones pasivas realizadas en 2020 por la Oficina de la Interpol en Colombia fueron hacia suelo norteamericano, lo que representa el 75 por ciento del total.

Dichas extradiciones pasivas se dan cuando el Estado recibe la solicitud de extradición; mientras que cuando es este el que eleva la solicitud a otro país, se conoce como extradición activa. Sumados ambos tipos, en la última década Colombia ha realizado 1.991 extradiciones (1.892 pasivas y 99 activas). Para 2020, fueron en total 146 procedimientos, de los cuales 11 fueron activos.

Los principales delitos por los que los capturados son enviados a tribunales en el extranjero son el tráfico de estupefacientes, el lavado de activos, la estafa y el homicidio.

De hecho, según dijo el mayor general Fernando Murillo Orrego, director de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía (Dijin), desde el año 2010 hasta finales de 2020, de las 1.892 extradiciones pasivas puestas en marcha, el 84 por ciento (1.600) estuvieron relacionadas con esas conductas.

En cuanto a las personas que Colombia pide en extradición, la Oficina de la Interpol en el país ha identificado que la mayoría de las solicitudes son dirigidas a España, Argentina, Estados Unidos, Ecuador y Perú.

En el balance de la gestión operativa de esta dependencia en 2020, conocido por este diario, se destacan dentro de las capturas relevantes la de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, excomandante del Bloque Norte de las Auc, quien el 28 de septiembre pasado llegó al país deportado desde Estados Unidos, donde purgó una condena de 12 años por narcotráfico. Ahora, en Colombia, el exparamilitar enfrenta una sentencia de 430 meses (35 años), por los delitos de homicidio y desplazamiento forzado.

También fue capturado Alejando Alberto Arteaga Botero, un antioqueño señalado de haber creado una organización narcotraficante que comercializaba cocaína en España. El hombre tenía circular roja de Interpol, y fue detenido en el país a finales de agosto de 2020.

Si bien la mayoría de capturas se dan por delitos relacionados con estupefacientes, también hay casos por otros hechos. Al médico general Efraín Márquez Hernández, por ejemplo, lo aprehendieron tras ser solicitado por las autoridades judiciales de Argentina por el delito de abuso sexual con acceso carnal. Al galeno se le acusa de acceder sexualmente a una paciente con la excusa de realizar un tacto vaginal, labor que es propia de los especialistas en ginecología.

Además, en operaciones como la Halcón 1, en coordinación con la Fiscalía y las autoridades policiales de España, Brasil, México, Argentina, Ecuador y República Dominicana, la Interpol logró la captura de 14 prófugos, solicitados por tráfico de estupefacientes, homicidio, hurto y abuso sexual. Asimismo, el pasado mes de diciembre fue capturado un miembro activo del Ejército y otras tres personas señaladas de los delitos de pornografía infantil y explotación sexual con niños, niñas y adolescentes.

En total, durante 2020 la Interpol realizó 40 capturas con fines de extradición. Por su lado, este 2021 ya se realizó la primera aprehensión de este tipo, por requerimiento internacional. Se trata de un ciudadano guatemalteco señalado de pertenecer a una organización dedicada al tráfico trasnacional de estupefacientes, la cual tendría relación con los grupos residuales ‘Óliver Sinisterra’ y ‘Los Contadores’.

Además, el pasado 3 de enero se llevó a cabo la primera extradición del año de Colombia al extranjero: Diego Fernando Coca, alias Platino, un exparamilitar de las Auc que resultó coordinando las rutas de narcotráfico del ‘clan del Golfo’, y fue enviado a Estados Unidos.

En los últimos tres años se ha registrado una disminución sostenida en el número de personas que el país les envía a autoridades judiciales extranjeras. En 2018 fueron extraditados 201 ciudadanos, cifra que descendió a 163 en 2019, lo que representa una caída del 18 por ciento. Entre 2019 y 2020 también hubo un bajón en la cantidad de extradiciones pasivas, pues se pasó de 163 a 135 (es decir, un 17 por ciento menos).

Según explicó el general Murillo, “para el año 2020 las materializaciones de las extradiciones se vieron afectadas en atención a la emergencia sanitaria del covid-19, debido a las medidas restrictivas adoptadas en todos los países”.

Además, con corte al 31 de diciembre de 2020, había 370 ciudadanos capturados pendientes de ser extraditados a 16 países: 261 de ellos son requeridos por Estados Unidos; 39, por España; 19, por Argentina; 12, por Brasil; y 10, por Ecuador, las cinco naciones que más solicitudes le han elevado al Estado colombiano.

De acuerdo con la Dijín, una de las metas trazadas para este año es la captura de los cabecillas de estructuras dedicadas al narcotráfico, el crimen organizado y delitos que afectan la seguridad ciudadana, priorizando al ‘clan del Golfo’, las disidencias de las Farc, el Eln, ‘los Pelusos’ y ‘los Caparros’ .

De hecho, contra criminales como Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, el líder del ‘clan del Golfo’, la Interpol ya emitió una circular roja por homicidio múltiple agravado, secuestro múltiple agravado, secuestro y concierto para delinquir. La captura de este hombre ha tomado tanta relevancia que países como Estados Unidos ofrecen hasta cinco millones de dólares por información que facilite su ubicación y captura.

En cuanto a deportaciones, los exjefes paramilitares seguirán siendo noticia este año, pues varios ya pagaron sus condenas en EE. UU. y tendrán que volver al país, como lo hizo ‘Jorge 40’. La semana pasada el Ministerio de Justicia confirmó que fue autorizada la deportación a Colombia del exjefe ‘para’ Hernán Giraldo Serna, y el país sigue pendiente de que EE. UU. autorice también

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí