Opinión │ Los Olímpicos: fracaso económico o triunfo del deporte, por Carolina Fierro

La ausencia de público será la variable más llamativa en estos juegos ya pospuestos una vez.

Japón había prometido que sus Juegos Olímpicos serían recordados como los juegos de la victoria de la humanidad sobre la pandemia. Esta victoria puede ser parcial y un poco lejana ya que lastimosamente la pandemia aún no se ha superado y menos cuando serán los primeros juegos en llevarse a cabo sin público.

Hace unos meses se prohibió el ingreso de espectadores extranjeros y turistas, luego solo podrían entrar los habitantes locales y la semana pasada anunciaron lo que algunos periodistas llaman “la soledad del atleta”.

La ausencia de público será la variable más llamativa en estos juegos ya pospuestos una vez y más cuando el gobierno japonés anuncia un resurgimiento del COVID-19 lo que obligó a declarar el estado de emergencia en la capital de los juegos.

Difícil panorama para una de las celebraciones más imponentes, sublimes y atractivas de la humanidad inspirada en los Juegos celebrados en Olimpia, Grecia desde el siglo VIII A.C hasta el IV D.C. Hoy vienen los Olímpicos de la paradoja, pues estamos en el mundo de la hiperconectividad, de la información inmediata, de la conexión precisa y veloz y los atletas tendrán que competir sin el apoyo del público, solitarios y aislados acompañados únicamente por millones de espectadores virtuales alrededor del mundo.

Pero al final los atletas triunfarán, triunfarán sus marcas, sus records, sus equipos y el premio del esfuerzo del entrenamiento de muchos años.

La que si perderá y ya está perdiendo es la economía y todo lo que rodea la celebración de los juegos. Hace unos meses el diario Japan Times informó que unos Juegos sin público supondrían dejar de generar 19.000 millones de euros y pérdidas de 3.000 millones de euros en gastos relacionados con adecuar las instalaciones para acoger público con pandemia, una situación que no podrá llevarse a cabo. Definitivamente la situación del mundo a pesar de que ya se ven avances al mundo pre-pandemia, cambió.

Y los olímpicos está vez estarán más enfocados en el espíritu humano, en la superación en el trabajo en equipo mientras patrocinadores y el gobierno japonés se las ingenian para recuperar la inversión de unos juegos irrepetibles en todo el sentido de la palabra!!

Por: Carolina Fierro

*Politóloga

@CaroFierroVal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí