Colombia tiene futuro, gracias a los logros que deja el Presidente Iván Duque

Gran parte de los destinos del país dependerán del resultado de las próximas elecciones presidenciales; esto hace que la persona que desee gobernarnos deba enfocarse en tres ejes fundamentales para salir de la crisis que nos deja la post pandemia: reducción de la pobreza, desempleo y educación.

La semana pasada hubo algunos anuncios de candidaturas y eso generó muchas expectativas con respecto a la disputa electoral. Hasta ahí todo muy bien, ya que es importante para cualquier democracia que existan distintas posturas. Algunas de esas propuestas se basan en generar consensos, tender puentes y buscar la unidad nacional, pasando por el cliché de combatir la corrupción y el cambio climático, y en algunos casos hasta proponer acabar con la industria de hidrocarburos, para finalmente terminar con la pegajosa frase “Colombia tiene futuro”.

Es nuestra obligación como colombianos tener el suficiente criterio y sin apasionamiento alguno, subir la vara de exigencia a los candidatos, fijando unos estándares claros donde nos expongan de manera precisa sus planes de gobierno desde el punto de vista económico y social. Más allá de los discursos abstracto/filosófico/esotéricos que nadie entiende, y con los que algunos lanzaron sus candidaturas, hay una realidad del país que requiere un proceso de sindéresis que conlleve a plasmar esas propuestas en resultados sostenibles en el tiempo. El país necesita puestos de trabajo y que la gente tenga dinero en los bolsillos, más que saber de los libros, películas y obras de teatro que ha visto el candidato.

De ahí que el título de mi columna haga referencia a que Colombia tiene futuro, ya que, si los candidatos quieren montar sus estrategias hablando sobre el futuro, necesitan empezar por reconocer lo que se ha hecho hasta ahora. El gobierno del presidente Duque sembró las semillas para pensar en ese futuro, y a pesar de todas las dificultades, va a dejar un país encaminado hacia la ruta del progreso y equidad. Tal vez ese sea su gran legado.

La persona que quiera gobernar este país debe tener un perfil gerencial, y que continúe con el camino recorrido de fortalecer la industria privada y el emprendimiento, donde a través de la educación se cree un enroque armónico que permita reducir la pobreza multidimensional y brechas sociales, para de esa manera repotenciar a esas fuerzas vivas como agentes activos dentro la cadena productiva del país.

¿Entonces, por qué Colombia tiene futuro? Mencionaré solamente los logros que considero más relevantes de la gestión del gobierno:

A pesar de recibir el país con un gran déficit fiscal, Colombia obtuvo cifras récord en el 2019, donde la economía creció 3.3%, muy por encima del promedio de la región.
El proceso de reactivación económica post pandemia muestra que la economía ha crecido 7.2% en lo que va del 2021, con tendencia a seguir aumentando hasta que termine el período fiscal.
El gobierno Duque, ha sido de lejos el que más invirtió en el sector educación en las últimas décadas, con un presupuesto de COP$41.4 billones. Sumado a esto, también se creó el programa matrícula cero para educación superior en los estratos 1,2 y 3.
En materia energética, se presentaron las mayores ganancias del grupo empresarial Ecopetrol, con ingresos consolidados de COP$19.4 billones y una utilidad neta de COP$3.7 billones.
Se logró la compra del 51.4% de ISA por parte de Ecopetrol, que, en conjunto con las políticas de transición energética, no sólo consolidan al Grupo Empresarial Ecopetrol como líder energético regional, pero también posiciona a Colombia como jugador importante en el sector.
Con respecto a economía circular y estrategias para contrarrestar el cambio climático, el sector minero energético lidera los esfuerzos en la reutilización y revalorización de residuos, cumpliendo con las directrices de reducción de huella de carbono a 3% o menos para el 2030 y ser carbono neutro en el 2050.
En cuanto a creación de empleo, desde el sector energético se está aumentando la contratación directa de mujeres, como por ejemplo en proyectos de construcción de tanques de almacenamiento en Pozos Colorados y estaciones de energía solar en los Llanos, donde el 40% de la fuerza laboral son mujeres. Por otro lado, referente a proyectos de emprendimientos, en la zona del Catatumbo se está trabajando con la comunidad en programas de reforestación, empleando un poco más de 2000 personas, ayudándoles a liderar esos proyectos de arborización.
Bajo ese orden de ideas, creo que el slogan es acertado, Colombia si tiene futuro, puesto que el presente que va a dejar este gobierno ya muestra resultados medibles y sostenibles, y ojalá, la persona que llegue a la presidencia entienda esto, construyendo sobre lo construido. No se puede caer en la trampa de pensar que todo lo que deja el predecesor no sirve y que se tiene la varita de Harry Potter para mágicamente cambiar el país, incluyendo su modelo económico.

Por último, como está de moda que los candidatos digan que Colombia necesita menos “ismos”, se me ocurre otro slogan que resume lo que necesita el país: más dinamismo y menos pugilismo.

Por: Robinson Pedroza Jiménez.

Tomado de: KYK

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí