“No permitiremos que los derechos de los colombianos sigan siendo vulnerados”: Defensor del Pueblo

Tabla de contenido

Preocupación genera la situación del Cauca en la Defensoría del Pueblo. Carlos Camargo, aseguró que es inaceptable el exceso de la policía en este departamento y que se han recibido denuncias de agresión sexual. Rechazó con vehemencia la muerte de Sebastián Quintero y los actos de terrorismo en contra de medicina legal y la fiscalía.

En los ataques a la fiscalía, destruyeron evidencias y expedientes judiciales, pero lo más grave, fue el robo de los narcóticos incautados. Lo que se vive en el Cauca es una vulneración de los derechos humanos de muchas personas que en el marco del paro nacional han protestado de manera pacífica reclamando un país en el que puedan vivir, estudiar y trabajar con tranquilidad.

Camargo afirmó que esto ya no es una protesta pacífica y que este no es el derecho que la constitución nacional ampara. Aseguró que lo que vive Colombia hoy, “es una jugada oportunista y mezquina de quienes de manera inescrupulosa aprovecharon el escenario de la protesta para generar caos, dolor y vulneraron el derecho de los manifestantes que querían pronunciarse en paz”.

“Lo que el Cauca está viviendo ya no es protesta pacifica, son actos delictivos y sistemáticos impulsados por grupos delincuenciales que quieren acabar con la institucionalidad y que están poniendo en riesgo los derechos a la vida, salud, alimentación educación y a la propiedad privada de toda la población del departamento”

El Defensor del Pueblo dio a conocer que estas violaciones de los derechos humanos ya han sido reportados por la Defensoría y se encuentran haciendo seguimiento para que las autoridades competentes actúen y para que la comunidad internacional pueda recibir información objetiva y sin sesgo de lo que verdaderamente está sucediendo en Colombia.

Camargo también hizo un llamado urgente a los alcaldes y gobernadores para que de la mano de la fuerza pública y en el marco de la ley y la constitución puedan retomar el control del orden público en sus territorios y garantizar los derechos de las personas.

“No permitiremos que los derechos de los colombianos sigan siendo vulnerados”, concluyó el Defensor del Pueblo.

Comparte
Facebook
Twitter