Reinhard Marx el cardenal alemán presentó su renuncia al Papa Francisco

Tabla de contenido

Reinhard Marx, uno de los más influyentes de Alemania, le presentó su renuncia al Papa Francisco y sobre todo reconoció el “fracaso” de la Iglesia católica en la en ese país catástrofe de abusos sexuales que se han registrado.

Se conoció que a través de una carta, el arzobispo reconoció el fracaso institucional y sobre todo que la iglesia no ha sabido manejar su responsabilidad sistemática a la hora de hacer frente a los escándalos de abusos sexuales, así mismo, se dio a conocer que la renuncia del cardenal se dio luego de la anunciación de la reforma  al código de derecho Canónico.

“Es importante para mí compartir la responsabilidad de la catástrofe de los abusos sexuales perpetrados por responsables de la iglesia en las últimas décadas”, escribió al papa el arzobispo de Múnich y expresidente de la Conferencia Episcopal alemana, Reinhard Marx.

Se conoció que esta carta, fue enviada al Papa Francisco el 21 de mayo del 2021 en la que hace énfasis varias veces en la denuncia como “fracaso institucional o sistemático” a la hora de tratar este escándalo, que sacudió al clero, así como los “numerosos fracasos personales y errores administrativos”.

El prelado, de 67 años y considerado como un liberal dentro de la institución, estima que la Iglesia católica ha llegado a un “punto muerto”.

“No ha sabido asumir su responsabilidad ‘sistémica'”, apunta. Las recientes conversaciones mostraron que “algunos en el seno de la Iglesia no quieren aceptar esta responsabilidad ni por tanto la complicidad de la institución y se oponen a cualquier diálogo sobre la reforma y renovación en relación a la crisis de los abusos” sexuales, prosigue el texto.

Recordemos que Marx es arzobispo de Múnich y de Frisinga desde hace más de 14 años, sin embargo, solo hasta el año pasado presidió la Conferencia Episcopal alemana.

También se conoció que declinó una de las máximas condecoraciones de la Cruz Federal del Mérito, la cual le quería hacer honor el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Comparte
Facebook
Twitter